"Construye el mundo que quieres desde ti"

El sentido de la vida



Muchas de las crisis o problemas con los que nos encontramos en la actualidad y que generan muchas de las consultas a los psicólogos, es la falta de sentido vital disfrazado de crisis o apatía en que se siente que se vive por inercia. La falta de un sentido a la propia existencia, la "misión" a que se refieren muchas personas, lleva a carecer de proyectos ilusionantes y nos vuelve conformistas; por el contrario, vivir de acuerdo a un sentido impulsa la voluntad y la creatividad, ya que no se trata de que lo veamos como una idea abstracta o alejada de la vida cotidiana, sino que el sentido de la vida lo encontramos en actividades artísticas, científicas, culturales, deportivas, altruistas... y cada persona está capacitada para encontrar el suyo propio, porque eso sí, la respuesta procede de tu interior y solo tú puedes averiguarla.

Desde aquí os proponemos una serie de preguntas que pueden serviros de orientación para encontrar lo verdaderamente importante para vosotros.

¿Qué es lo más importante para ti, por qué estarías dispuesto a sacrificarte? Ser libres para elegir el camino que nos llevaría a la realización personal, también implica dejar atrás otros que no nos sirven para tal propósito, aunque nos resulten atrayentes. Parar un momento y plantearse esta cuestión, en apariencia sencilla, hace que no nos arrastre la vorágine de la vida contemporánea y las infinitas opciones que nos ofrece y nos decidamos por lo verdaderamente importante para nosotros. Ten presente que el tiempo es finito e irrecuperable.

¿De qué puedes prescindir sin que tu vida se altere? En muchas ocasiones nos obsesionamos con acumular cosas y experiencias, de manera que vamos saltando de una a otra sin saborear ninguna realmente y sin extraer aprendizaje alguno. Plantéate qué te quita tiempo y dinero o no te enriquece como persona ni te lleva a "ser" más.

¿Con qué actividades sientes que estás en estado de flujo? Piensa con qué actividades sientes que te olvidas del mundo y serías capaz de realizar sin descanso.

¿Cuál fue la última vez que te sentiste vivo? Trata de recordar en qué momentos sentiste que la energía y la fuerza te recorrían por dentro y te sentías orgulloso de ti. Piensa en ese proyecto que te devolvió la ilusión. Al hacer esta reflexión te darás cuenta de que, probablemente, tengas que hacer modificaciones en tu estilo de vida (actividades, amistades, retos...) para crecer y evolucionar, de manera que esas sensaciones sean cada vez más frecuentes en tu día a día y no algo excepcional.

¿Qué te gustaría aprender que no sabes? La curiosidad y el deseo de conocer son imprescindibles en una vida plena. A veces, recordar los sueños de infancia nos conecta con lo que de verdad nos gusta y nos mueve. Eso no significa que lleguemos  a ser, por ejemplo, estrellas del rock o deportistas de élite, pero ayudaremos a despertar las aspiraciones que una vez tuvimos y que pueden impulsarnos a aprender algo nuevo.

¿Qué harías si no tuvieras miedo o supieras que no vas fracasar? El miedo, la vergüenza, la crítica social... son condicionantes que nos impiden lanzarnos a lo que de verdad deseamos haciendo que desaprovechemos oportunidades preciosas. Plantéate cuál es tu sueño y cómo podrías conseguirlo

¿Cómo te imaginas dentro de 10 años? Imagina con todo detalle cómo te gustaría que fuera tu vida y pregúntate si la vida que estás llevando ahora te acerca o te aleja de ese sueño.

¿Cómo quieres que te recuerden? Piensa qué tienes de especial que pueda ayudar a mejorar la vida de otros o de tu entorno. La mayoría de las veces la percepción que tenemos de nosotros mismos no es la que tienen los demás, porque en realidad tus acciones te definen más que los pensamientos que tienes de quien eres

¿A quién admiras y por qué? Todos tenemos a alguien que nos inspira con su comportamiento, su trabajo y su forma de entender la vida. Descubrir qué es lo que nos gusta de otros nos ayudará a descubrir qué queremos tener en nosotros.

Y como decimos siempre, si tú solo no puedes, acude a un profesional que será quien te de las herramientas necesarias para encontrar lo que es importante para ti.


"La vida es potencialmente significativa hasta el último momento, hasta el último aliento”
Victor Frankl en "La voluntad de sentido"