"Construye el mundo que quieres desde ti"

De película



De igual manera como ocurre con los libros, hay peliculas inolvidables que nos inspiran y dejan un poso que nos hace reflexionar y plantearnos cuestiones que a pesar de su importancia no tenemos en cuenta. Las imágenes, los diálogos, la música...en las películas todo nos envuelve en un viaje que nos lleva muy lejos y a la vez al interior de nosotros mismos.
Aquí os dejo una selección de peliculas que me parecen interesantes para reflexionar, muchas de ellas basadas en libros maravillosos que no dejo de recomendaros. Estaré encantada de que me dejes las tuyas para próximas entradas en liberapsi@gmail.com

Rebeca (A. Hitchcock.1940) De cómo el peso y las sombras del pasado pueden afectar nuestro presente y el de quienes nos rodean.

- Ikiru (Vivir) (Akira Kurosawa. 1952). El gran maestro del cine en esta ocasión nos propone una reflexión acerca de cómo la conciencia de nuestra propia muerte nos lleva a vivir en plenitud la vida.

- El ángel exterminador (Luis Buñuel. 1962) De cómo las convenciones sociales, el gregarismo y las apariencias influyen en la convivencia, las decisiones que tomamos y la propia condición humana.

Solaris (A. Tarkovsky, 1972) Un film futurista sobre la importancia de la relación entre el individuo y su entorno, sobre el desarraigo y la necesidad de sentirnos amados.

- El resplandor de Stanley Kubric (1980) De cómo el aislamiento extremo en un entorno desconocido mezclado con el alcoholismo del protagonista y las alucinaciones que sufre, crean situaciones de auténtico terror.

Blade runner (Ridley Scott, 1982) Sobre la identidad, la memoria y los recuerdos, sobre la necesidad de tener un horizonte, de darle un sentido a la vida. Imprescindible y maravillosa. 

- El silencio de los corderos (Jonathan Demme, 1991) El miedo, la inadaptación, la psicopatía, la falta de empatía y el cumplimiento del deber bajo cualquier circunstancia, en una película que nos deja sin aliento.

- Inocencia interrumpida ( James Mangold, 1991) Una obra muy profunda sobre el trastorno de personalidad y la inadaptación a un entorno y una sociedad incapaces de entender las diferencias individuales.

- Memento (Chistopher Nolan, 2000) Sobre la memoria y la identidad, de cómo buscar el significado de nuestra vida aunque para ello tengamos que engañarnos a nosotros mismos.

- Descubriendo a Forrester (Gus Van Saant, 2000) Sobre las fobias y la superación personal.

- El experimento ( Oliver Hirschbiegel, 2001) Basada en los experimentos de P. Zimbardo, esta película trata sobre la conciencia de nuestra propia identidad, de la obediencia a la autoridad y de cómo los roles que creemos desempeñar condicionan nuestras acciones.

Las horas (Stephen Daldry, 2002) Sobre la depresión, la inadaptación, los sentimientos de profunda soledad, sobre la creación literaria mezclada con la vida propia y el suicidio.

- Te doy mi alma (Roberto Faenza, 2002) Un homenaje a Sabina Spielrein, una mujer desconocida y fascinante, y su influencia en Jung y Freud. 

El maquinista (Brad Anderson, 2004) Sobre los efectos devastadores del insomnio crónico en la mente, el cuerpo y la vida de una persona.

El método (Marcelo Pinñeyro, 2005) Una reflexión del trabajador como ser humano y social, pilar básico y fundamental de cualquier empresa. De la importancia de la ética profesional y personal, de la avaricia, el egoísmo y la competencia, de lo que estamos dispuestos a hacer o no por acceder o conservar un puesto, en definitiva, de qué valores somos capaces de sacrificar por el éxito profesional. 

- Cisne negro (Darren Aronofsky, 2010) De la búsqueda incesante de la perfección, de cómo nos afecta la falta de intimidad personal y un espacio propio, de las obsesiones y el precio que se paga por cumplir los sueños de otros.

- The witch. (Robert Eggers, 2015) De cómo el aislamiento de un entorno cerrado, el fanatismo y las creencias irracionales creadas por nuestra propia mente llevan al delirio colectivo y a cometer auténticas atrocidades.









Mentalidad de crecimiento vs. Mentalidad fija



¿Alguna vez os habéis preguntado por qué personas inteligentes y/o talentosas se acaban estancando en su vida o profesión y otras menos brillantes triunfan en lo que se proponen?

La respuesta se halla en su actitud mental ante el aprendizaje y la mejora personal.

Una de las características más importantes de nuestro cerebro es su plasticidad; esto es, la capacidad que tiene de reorganizarse y desarrollarse a lo largo de toda la vida a través de las experiencias vitales, aprendizajes nuevos, habilidades y conocimientos adquiridos, etc. Saber que la inteligencia no es un constructo fijo e inmutable y que no sólo los talentos naturales son los únicos capaces de alcanzar sus aspiraciones constituye la base de lo que Carol Dweck, psicóloga, investigadora y profesora de la Universidad de Stanford, desarrolla en su concepto de los esquemas mentales (mindset), en concreto de la "mentalidad de crecimiento" frente a la "mentalidad fija".

Las creencias sobre nuestras habilidades y sobre lo que podemos llegar a lograr con el aprendizaje constante determinan nuestra vida, así encontramos que las personas con mentalidad de crecimiento:

- Piensan que con esfuerzo, dedicación y tiempo pueden adquirir habilidades necesarias para su vida cotidiana, profesión, relaciones personales, etc. o alcanzar la maestría en aquellas que ya poseen.

- Se entusiasman ante los retos nuevos, buscan la mejora constante y perseveran en el esfuerzo.

- Cultivan la paciencia.

- Se enfrentan a los obstáculos contemplándolos desde distintas perspectivas para hallar la solución más adecuada.

-Se inspiran con el éxito ajeno y les impulsa a alcanzar el suyo propio. Se rodean de personas mejores que ellas de las que aprender.

- Aprende de las críticas constructivas.

- Consideran el fracaso como fuente de aprendizaje para mejorar su rendimiento futuro. En su diálogo interno se formulan preguntas como: "¿cómo puedo mejorar en esto? ¿qué puedo aprender de esta situación? "


Las personas con mentalidad fija, por el contrario:

- Creen que la inteligencia y el talento son innatos, por tanto no puede hacerse nada al respecto y cualquier esfuerzo por mejorar resulta innecesario.

- Se sienten inseguras y muestran un elevado grado de ansiedad ante los retos nuevos.

- Creen que los resultados o se obtienen ya o no se obtienen nunca. Se rinden con facilidad ante el más mínimo obstáculo con lo que reafirman así su creencia de la inutilidad del esfuerzo y justificando su estancamiento.

- Consideran las críticas constructivas como un ataque personal.

- Tienen miedo al fracaso y se sienten amenazadas por el éxito de los demás. En su diálogo interno se observan afirmaciones como: "soy un perdedor", "la culpa es de mi pareja", "soy mejor que nadie"

- Se preocupan constantemente de lo que los demás piensen de ellas y necesitan sentirse mejores que quienes las rodean, con lo que no se arriesgarán a ir más allá de sus posibilidades para no quedar mal ante los otros, tendrán pocas posibilidades de aprendizaje y en caso de que fallen o se equivoquen en lo que emprendan siempre serán los demás los responsables, el mundo, la vida...que les debe algo.


Este concepto de "mentalidad de crecimiento" junto al de "Inteligencias múltiples" de Howard Gardner,  supone un avance importante en el desarrollo del potencial de la persona, sobre todo si lo aplicamos a la escuela. Creer que las cualidades que se desean se pueden alcanzar y desarrollar genera una pasión por el aprendizaje que puede llevarnos muy lejos de nosotros mismos.

Cuando te atreves a ir más allá, a evolucionar, cambiar lo que no te gusta, tu vida se enriquece y obtienes experiencias, te llegan personas, vivencias interiores que no habrías tenido quedándote en el mismo sitio de siempre.
Como siempre digo, casi todo puede aprenderse en esta vida, y para lograr lo que deseas lo primero es conocerte, conocer tus valores y buscar aquello que le da un sentido a tu vida. 
Si necesitas que te ayude a reconocer tus talentos y desarrollar tus habilidades para lograr tus sueños, ya sabes que estoy en liberapsi@gmail.com.

Renacer

Casi siempre lo más sencillo nos deja la enseñanza más valiosa.

Esta semana me han regalado una Rosa de Jericó. Os explico su historia y el por qué del regalo con toda mi emoción y gratitud.
Se trata de la especie "Anastatica, A. Hierochuntica" (de "anastasio" resurrección, y "hiero" sagrado); una especie única, una planta maravillosa. Arrancada de raíz por el viento y obligada a convertirse en viajera a través de desiertos y estepas, cruza las fronteras de Asia diseminando sus semillas por todos aquellos lugares por donde pasa. Permanece durante años arrebujada sobre sí misma, seca y deslucida, pero viva, así en el momento en que el agua o la humedad la tocan siquiera levemente, se abre poco a poco hasta recuperar su belleza y lozanía anteriores.

Esta planta tiene además otras connotaciones mágicas y espirituales o religiosas, pero lo que nos importa realmente es la metáfora que lleva en sí misma. La persona que me la regaló lo hizo porque se identificaba con esta planta: reseca, a merced de las circunstancias y las personas que la rodeaban, sin alimento del alma y obligada a continuar un año tras otro sola y sin descanso, encontró al fin el agua fresca (la terapia) que la ayudaría a revivir y desplegar su verdadero ser a ella misma y al mundo.

A pesar de las dificultades, la soledad, la escasez, el miedo... sigue adelante, no te avergüences ni te sientas culpable por alejarte de lo que no es para ti y buscar el lugar que te corresponde. En algún momento encontrarás a esa persona, ese poema, esa canción, la terapia adecuada para ti... que hará que renazcas más sabia y majestuosamente que antes.

¿No os parecen dignas de admirar las lecciones de la naturaleza? Cuéntame tus pensamientos al respecto en liberapsi@gmail.com

(Las fotos caseras de la planta en el momento de recibirla y tres días después)






Delirios de falsa identificación: el doble


Si hay un enigma cuya resolución fascina e inquieta a partes iguales al ser humano, ese es el de la propia identidad. Quiénes somos y cómo a partir de nosotros nos relacionamos con el otro, el cosmos y el destino que nos aguarda.
Nos sabemos únicos y distintos al resto, y sin embargo, esa identidad propia la sentimos amenazada por la vida cotidiana en la que, demasiado a menudo, nos servimos de las apariencias como una máscara que protege nuestro verdadero ser frente al resto.
El mismo término "persona" hace referencia en su etimología a las máscaras que los actores utilizaban en el teatro.
Todos somos uno y muchos a la vez: hijos, esposos, padres, estudiantes, trabajadores, etc. Todos ocupamos un lugar en la sociedad y el entorno que nos rodea, y a la vez ocupamos un espacio íntimo que sólo nos pertenece a nosotros.
La fascinación que ejerce este desdoblamiento o multiplicidad del yo ha sido tratada magníficamente y a lo largo de los siglos en los mitos, en la literatura, el cine o la Filosofía como el misterio del doble: el "ka" de los egipcios, el "eidolon" de los griegos, el "doppelgänger" alemán, el "vardögr" noruego, la teoría de los universos paralelos e incluso el concepto de "sombra" de Jung, entre muchos otros.

Aquí lo vamos a tratar brevemente desde el punto de vista de unos síndromes englobados en lo que se denominan delirios de falsa identificación.

- Síndrome de Capgras (ilusión de los dobles):

La persona que lo sufre tiene la creencia de que la identidad de familiares o amigos ha sido suplantada por dobles. Al romperse el vínculo emocional que los unía a ellos no los reconoce como seres que integran su propia vida (hijos, esposos, padres...) y aparece entonces el rechazo, la evitación e incluso el miedo, llegando a sentirse perseguidos y atrapados en una situación de la que no pueden escapar.

- Síndrome de Frégoli: 

Descrito por Courbon y Fall. El nombre se debe al actor italiano Leopoldo Frégoli, al parecer un gran especialista en el disfraz y el transformismo.
Este síndrome se refiere a la creencia que tiene la persona que lo sufre, de que una o varias personas conocidas son suplantadas por otras personas, físicamente diferentes, que utilizan disfraces o cambian su aspecto de diversas maneras para no ser reconocidos.

- Síndrome de los dobles subjetivos (dobles del yo):

Descrito por Cristodolou, se refiere a la creencia de la persona que lo sufre, que otra u otras personas se han transformado en él mismo.
Puede dividirse en 3 tipos:

- Tipo Capgras

- Autoscópico: La persona que lo sufre ve dobles de sí mismo en varias personas e incluso objetos.

- Invertido: La persona que lo sufre cree que él mismo es un impostor o se siente reemplazado por otra persona.


Estos síndromes que ahogan la vida a estas personas son poco frecuentes y se relacionan con trastornos como la esquizofrenia, demencia y como consecuencia de lesiones o tumores cerebrales que afectan a distintas áreas como la memoria y el reconocimiento visual (en el síndrome de Capgras es posible que se produzca una desvinculación entre el sistema de reconocimiento visual, que permanece intacto, y el sistema límbico, el encargado de procesar las emociones) la atención selectiva, la memoria de trabajo e incluso el oído y el olfato.
En ocasiones puede aparecer en personas con Alzheimer.
Tratamientos farmacológicos prolongados, sobre todo aquellos utilizados para la enfermedad de Parkinson, también provocan sintomas similares.


Como podemos ver, nuestra mente no deja de sorprendernos, y es mucho lo que aún nos queda por descubrir.
Cuéntame qué te ha parecido en liberapsi@gmail.com

Meditacion guiada: armonía de Cuerpo, Alma y Mente



Hoy os traigo una meditacion guiada breve para armonizar Cuerpo, Alma y Mente.

Como en anteriores ocasiones, es tan sólo un ejemplo que os sirva de guía para crear vuestras propias imágenes y metáforas; por eso, una vez que lo hayáis escuchado, intentad crear vosotros vuestra propia versión adecuando vuestras ideas y tiempos.
En las meditaciones guiadas no utilizo música ni sonidos para potenciar el silencio y la concentración interior, y porque a cada cual le gustan músicas y sonidos diferentes, pero vosotros podéis poner los que más os sirvan o inspiren.

En la red podéis encontrar infinidad  de meditaciones guiadas y a veces es difícil elegir las más adecuadas para nosotros. Os dejo un pequeño guión que os pueda orientar al respecto.

- Si es la primera vez que las utilizas o lo has hecho pocas veces, empieza por meditaciones breves (de 5 a 7 minutos), hasta que estés entrenado y puedas concentrarte durante más tiempo. Las meditaciones breves son igual de efectivas que las de duración media o larga.

- Elige lo que te va bien a ti: con o sin música, con sonidos binaurales, meditaciones escritas, en video, y muy importante: si no te gusta la voz que da las indicaciones, te irrita o te desagrada, olvídate y busca otra (Lo mismo sirve conmigo).

- No te líes con meditaciones complicadas. Busca lo sencillo: meditaciones centradas en la respiración, imágenes claras, indicaciones justas y breves, etc.

Las indicaciones para empezar con nuestra meditación:

- Escoge un momento en el que puedas estar a solas y en completo silencio.
- Elige un lugar tranquilo y cómodo, sin ruidos y con una temperatura media (ni frío ni calor).
- Túmbate o siéntate con la espalda y los brazos apoyados, y los pies descansando en el suelo.
- Utiliza la respiración profunda
- Afloja cinturones, pulseras, relojes... cualquier cosa que pueda presionarte a lo largo de la meditación.

Y ahora... Cierra los ojos y adéntrate en este viaje de luces.

Meditación guiada: Armonía


Cuéntame qué te ha parecido en liberapsi@gmail.com




Apuestas online: la nueva red que atrapa en el juego patológico



Numerosas modalidades de juegos de azar y apuestas invaden el mercado desde hace décadas; incluso una vez al año, la lotería es casi una obligación para cada uno de nosotros. El hecho de estar presencialmente jugando a las máquinas o en una partida de cartas, provoca en no pocas personas una excitación que les impele a seguir una y otra vez en dicha actividad llegando a hipotecar sus bienes y los de sus allegados en juegos en los que siempre se acaba perdiendo; este es el denominado jugador patológico. A todo esto, las nuevas tecnologías, introducen un cambio en la modalidad de juego, que a su vez supone un cambio en el perfil del jugador patológico. Mientras que tradicionalmente predominaba el hombre de entre 30-40 años, cuyo objetivo era ganar dinero o recuperar lo que llevaba perdido, ahora el rango se sitúa en jóvenes de entre 15 y 35 años, estudiantes y titulados universitarios. En cuanto a las mujeres, se inician a edades más tardías, 35-40 años, pero su progresión hacia lo que se considera  una conducta patológica es más rápida que en el caso de los hombres. 

Si comparamos el nivel de riesgo entre las formas de juego online o presencial, el riesgo es mucho mayor en la modalidad online. 

¿A qué se debe?

Los factores que aumentan el riesgo de juego patológico en la modalidad online son:

- Elevada accesibilidad.: es muy sencillo, fácil y barato acceder al juego online, con un solo click se abren las puertas de cualquier casa de apuestas las 24 horas del día.

- Posibilidad de jugar una cantidad baja de dinero.

- Estimulación visual y sonora.

- Refuerzo inmediato. Poco tiempo de espera entre un juego y otro.

- Se genera la ilusión de control por parte del jugador. Puede modificar la apuesta sobre la marcha. 

- Posibilidad de jugar en solitario. Intimidad. Privacidad: El jugador no tiene que salir de casa o su propia habitación, no tiene que enfrentarse a las miradas de otras personas en un bar o un casino ni dar explicaciones sobre lo que lleva gastado. 

- En el caso de las apuestas de fútbol, se asocia una pasión (por el equipo, "por los colores") a una recompensa económica.

- El bombardeo publicitario constante y la promoción por parte de los deportistas, ídolos de niños y jóvenes.


¿Cómo saber si eres adicto al juego?

- Has intentado dejar de jugar y no has podido. Experimentabas ansiedad, sudoración, cambios de humor...
- Aunque no te sentías bien mientras jugabas lo seguías haciendo y cada vez más compulsivamente.
- Has pedido dinero o lo has cogido de otras personas tras agotar el tuyo propio, para pagar deudas. 
- Te sientes cada vez más aislado de tus amigos y entorno familiar. 
- Has dejado de hacer actividades con las que antes disfrutabas.


Todos en algún momento de nuestra vida nos hemos visto perdidos, por eso, no te aísles, reconoce tu problema y pide ayuda. Si estás en una situación de la que no sabes salir tu sólo, acude a un profesional.
Y ya sabes que si me necesitas estoy en  liberapsi@gmail.com

La Psicología en el deporte de alto rendimiento




No cabe duda que el deporte, en cualquiera de sus modalidades, constituye en la actualidad uno de los fenómenos que más interés despierta en la sociedad. Son muchos los niños y adolescentes que sueñan con ser estrellas de su deporte favorito, y no pocos los adultos que entrenan para batir sus propios récords cada fin de semana. Las capacidades de hombres y mujeres capaces de sobrepasar sus propios límites hasta lo inimaginable despierta la admiración hasta de quien menos atención presta al deporte. Es en este rango donde se sitúa el deporte de alto rendimiento. Tiene su origen en el olimpismo moderno y su objetivo es el de forjar deportistas de élite mediante técnicas multidisciplinares que impulsan su rendimiento al mejor nivel tanto técnico, como táctico, estratégico, psicológico y físico, utilizando además para ello los últimos avances tecnológicos y científicos a su alcance. 

Los deportistas de alto rendimiento son capaces de un desempeño deportivo a niveles muy elevados debido a entrenamientos intensivos y planes nutricionales, motivacionales, de descanso, etc. específicos para ellos. 
Una de las características principales de los deportistas de alto rendimiento es su fortaleza mental y su destreza psicológica en diversas áreas, y es algo que no puede descuidarse, sino entrenarse, a la hora de competiciones con un alto nivel de exigencia y en la vida diaria del deportista.

El papel de la Psicología en este ámbito es muy importante, ya que utiliza tanto la teoría como la práctica para ayudar al deportista en áreas como:

- Autoconocimiento.  
- Equilibrio físico y mental. 
- Entrenamiento mental.
- Habilidades grupales.
- Gestión del éxito y el fracaso.
- Gestión emocional (control de la ira, tolerancia a la frustración y el fracaso, gestión del éxito...)

Algunos aspectos psicológicos fundamentales en los planes de preparación psicológica en el alto rendimiento se refieren a:

- Atención y concentración.
- Control del diálogo interno y las creencias limitantes.
- Control y autoregulación emocional.
- Motivación.
- Confianza en sí mismo y sentido de autoeficacia. 
- Toma de decisiones.
- Hábitos de vida saludables ( nutrición, descanso...)
- Prevención de lesiones y afrontamiento del tiempo de recuperación. 

Todos estos aspectos resultan imprescindible para rendir de forma adecuada; para adquirir, entrenar y perfeccionar las habilidades necesarias para el desempeño deportivo; establecer, mantener y aumentar el esfuerzo; fijar y alcanzar metas elevadas; superar momentos de incertidumbre, cansancio y/o fracaso generando emociones positivas.

La labor del psicólogo deportivo entonces, comprende:

- La planificación de la temporada teniendo en cuenta además posibles imprevistos (cambio de entrenador, eliminación de una competición, etc)
- Comunicación. Información constante y fluida de los cambios y avances.
- Coordinación de los planes de preparación previstos. 

Pero el psicólogo deportivo no sólo interviene con el deportista, sino que también lleva a cabo su intervención con el entrenador y el equipo técnico (como apoyo, ya que estos son los auténticos gestores del equipo) y en caso de deportistas muy jóvenes con la propia familia; por eso cada vez es más necesaria su presencia, sobre todo en el deporte base, desde donde se forman los futuros deportistas de élite. 

Ya sabemos el poder de la mente para lograr nuestras metas vitales, unida a un cuerpo sano y fuerte, es capaz de lograr lo imposible.

Cuéntame tus impresiones sobre este y otros temas que te interesen en liberapsi@gmail.com